Son las sesiones más dulces, bonitas y delicadas. Las pequeñas manitos o deditos, el morrito, sus gestos, todos son preciosidades a retratar.

Y requiere una buena dosis de tranquilidad, paciencia y buen humor :). Cada bebé es un mundo y por eso, las sesiones son impredecibles. Pueden durar dos horas como 4, todo depende del bebé. Puede ser que todo marche sobre ruedas, pero puede ser que se junte todo a la vez, pipis, hambre, lloros, así que aquí la paciencia es nuestra mejor aliada.  Ante todo calma! No hay prisa. Tenemos un sofá muy placentero para que abraces a tu bebé o le des el pecho, tenemos un patio para que los hermanitos corran, tenemos un espacio para tomarnos una manzanilla o café y comer unas galletas. No hay prisa. El bebé es lo más importante y por ello, nos tomamos las cosas con calma.

Es preferible que traigas a tu bebé 2 semanas después de nacido, porque es en este tiempo que conserva ciertas particulares facciones que es recomendable retratar y porque tienen aún la posición más recogida. Y sobre todo porque duermen mucho y ayuda a poder tomar las fotografías . Las mejores fotos son mientras duermen, así que en lo posible coordinar la cita luego de haberlos alimentado. También es mejor las citas por la mañana.

 

Pack digital:
USB con 20 fotografías en alta resolución
Las 20 fotos elegidas impresas en 15 x 20
Precio: 270 euros

.

Pack Book:
Book  tamaño 25 x 25 cm de 10 paginas. Con diseño personalizado
USB con 20 de las imagenes del Book
4  mini albumes para abuelos
Precio: 290  euros

.

Pack Box:
Box  (caja) conteniendo 10 impresiones 20 x 30. Se personaliza con el nombre del bebé.
USB con 20 imágenes (incluidas las del BOX)
Precio: 290 euros